Inicio

QUIÉNES SOMOS HOY

Promoviendo el arte, la cultura y el análisis

Zapopan, Jalisco, México


COLUMNA

https://www.youtube.com/playlist?list=PLbaEYFH2fKqVSIzZHVW5wILPT-VbC5XVu

Ese día, o mejor dicho, esa noche, tuve la oportunidad de entrevistarlo brevemente antes de salir a escena   
https://www.youtube.com/watch?v=xwQXYFphY3Y 

Todos los presentes disfrutamos de un concierto divertido y inolvidable; Ricardo es generoso con el público, entre canción y canción nos regala la anécdota, la historia, nos mira, nos escucha, se relaciona.

Cuando él llegó a Rojo Café, estaba sentada en una de las mesas del pasillo y al verlo corrí a recibirlo. Nos volvíamos a ver, por primera vez en muchos años, (aunque él no recuerda aquél encuentro en el teatro) y me dio un abrazo entrañable. Así es él. No tiene problema en expresar su afecto. Una de las personas más espontáneas y auténticas que he conocido.

Con RICKY LUIS sucede algo en verdad curioso: sus fans no sólo disfrutan sus canciones, también lo sienten como alguien cercano, como un viejo amigo.


¿Por qué su público lo quiere tanto? Dicen que el cariño no se explica, pero se me ocurren varias cosas: ¿será esa manera de cantar a la libertad? ¿de hacer reclamo sin codependencias para autoafirmarse en las convicciones? ¿Será que sus personajes podemos ser todos y nadie a la vez? ¿Será que sabe recibir el cariño y las palabras que le dedica su público porque ama lo que hace? Porque eso es algo que el público disfruta mucho: la manera que tiene de recibir y aceptar a cada uno, de recibir el afecto positivo. Se lo he dicho y se lo diré siempre: No cualquiera sabe hacerlo.

Este año que transcurre, 2018, RICKY LUIS tuvo a bien regresar a Guadalajara, en el centro cultural Casa Musa. Así, disfrutamos de las canciones de ayer y de hoy y como ya es costumbre en sus conciertos: casa llena, aplausos, muchos aplausos, risas, carcajadas, anécdotas… es por eso que a petición del público, repetiremos la experiencia este viernes 20 de julio de 2018, ¿te gustaría ser parte de la historia? Estoy segura de que sí. Te esperamos en Casa Musa, a partir de las 9 de la noche.

Esta historia, continuará

​Mi historia con  Ricky Luis

Por Silvia Castillo Romero
GUADALAJARA, JAL., 18 de julio de 2018

QSH Columnas


Esta historia inicia en MazatlánLa primera vez que escuché a RICKY LUIS fue en un programa de XETU, debió ser a mediados de los 80, desde entonces buscaba el disco en las tiendas cada que había oportunidad. En ese tiempo, la televisión nos acompañaba como ahora lo hacen las redes sociales y así, no me perdía a RICKY LUIS, ya fuera en Siempre en Domingo, XETU, y me acuerdo haberlo visto actuar en un capítulo de Cachún cachún ra ra. Verlo tenía algo de hipnótico: su alegría, su sonrisa, su energía… 


Un día, en casa de amiga, y mientras buscábamos qué música poner de entre sus casetes, encontré el de RICKY LUIS. Grité y dí un salto: lo había encontrado. La cajita ya no tenía camisa, pero venían varias de las canciones que yo conocía y me encantaban. Lo puse tantas veces que mi amiga me lo regaló. Ella lo había comprado en Monterrey, durante unas vacaciones con su familia y me dijo que lo repondría en el próximo viaje. Si, en ese tiempo no era fácil encontrar en Mazatlán, periódicos como "La Jornada", revistas como "Proceso", ni mucha de la música que a mí me gustaba. Decir esto en tiempos en que La Internet nos satura de información, suena de lo más extraño, pero así era. 

Al año, empecé a estudiar teatro y a participar como actriz en algunas obras, también me convertí en asiduo espectador de las actividades culturales del Puerto. No recuerdo el año exacto, ni qué evento era, pero debió ser en los 90, que un día, entre los pasillos del Teatro Ángela Peralta, encontré a RICKY LUIS sentado tranquilamente, platicando amablemente con varias chavitas que lo rodeaban. Me acerqué a saludarlo y recuerdo haberme despedido muy rápido… ¿por qué? No lo sé. ¿Les ha pasado algo así?, es decir, no te imaginas nunca que tendrás la oportunidad de expresarle tu admiración a uno de tus cantantes favoritos y el día que lo puedes hacer, enmudeces y te vas.


Pasaron los años, y ya viviendo en Guadalajara, en los tiempos del Facebook y demás redes sociales (2012), lo encontré de nuevo. ¡RICKY LUIS había regresado a los escenarios!

Prontamente lo agregué a Facebook, ¡y me aceptó! Empecé a escuchar sus nuevas canciones, su esencia estaba intacta. De una manera lúdica pero no exenta de profundidad, seguía reflejando la realidad en sus canciones con ese estilo que te apapacha el corazón al provocarte una sonrisa. La vida es demasiado seria para tomarla en serio, ¿cierto, Ricky?

En ese ir y venir en Facebook y escuchar sus nuevas canciones, en el 2013 se me ocurrió proponerle presentarse en Rojo Café. Fue el 22 de mayo de 2014 cuando tuvimos la oportunidad de disfrutarlo en vivo y esos momentos los compartí en mi canal de YouTube.




CONTACTO PUBLICIDAD   quienessomoshoy2@gmail.com

Silvia Castillo Romero © 2017  |   Todos los derechos reservados.